30 agosto 2007

47.¡Caramba con la capa del Cardenal!

Oí hablar de ella pero no la había visto, desde luego la capa lucida por el Cardenal Cañizares se las trae, nada menos que 5 metros mide el trapito. El acto se celebró en una capilla que pertenece al Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote en Garcipliano, Florencia; esta congregación, junto con otras, pretende la restauración de la Iglesia anterior al Concilio Vaticano II. Para algunos críticos cristianos, es una exageración que contrasta con el concepto propio de cristianismo, pero lo que si es cierto, es que al Cardenal se le ve muy contento, es de suponer que previamente pudo comprobar lo guapo que estaba y, no menos satisfacción le ha tenido que producir el trato de reverencia que le otorgaron en Villa Marcelli.

¡Claro!, estas salidas de tiesto dejan en muy mal lugar a la iglesia católica, que parece separarse cada día más de la realidad del mundo; del suyo para más INRI, pues muchos de sus propios se sienten avergonzados y escandalizados de ciertas actitudes.

En otro orden de cosas, la Comisión europea, por otra parte, ha iniciado acciones para investigar las exenciones fiscales que se concede al patrimonio de la Iglesia católica, en España e Italia, pues considera que podría constituir una ayuda estatal ilegal.

Nada tienen que ver con la capa del Cardenal, las muy importantes cuestiones que vienen aconteciendo en el mundo real:

La deuda de los españoles en 2006 supuso un 115% de su renta disponible.

Los rehenes surcoreanos, parece ser, regresarán a su país este fin de semana.

La Isla de Cortegada, en Galicia, vuelve a manos públicas.

Se abre el juicio oral contra el dibujante y el guionista de El Jueves, acusados de presunto delito de injurias a la corona y menoscabo de su prestigio.

Los niños con televisión, audio, ordenador, etcétera en su habitación, los cuales pueden quedar encendidos durante la noche, podrían acusar trastornos del sueño, lo que viene en llamarse sueño chatarra que, junto con la comida basura, resultan un serio puntapié a la calidad de vida.

Los trabajadores chinos, exigen mejores salarios ¡cambios sí pero en todo y para todos!, según el The New York Times el sueldo medio ha pasado de 197 a 263 dólares. El límite de edad para encontrar un trabajo se sitúa en 31 ó 32 años; difícil lo tienen los mayores de 40. El control demográfico -1 niño por pareja-; el aumento del tiempo dedicado a estudiar por los jóvenes suponen cambios de calado en el modo de vida del gigante chino, los expertos indican que el mundo, cuando menos debe estar expectante, pues sin duda, habrá a medio plazo cambios en la economía mundial.

Ahora bien, a mi lo del Cardenal Cañizares no se me quita de la cabeza.

¡Caramba con la capa del Cardenal!

Baldo

No hay comentarios: