04 julio 2007

39.Pedir perdón sí, a todos y todas

Hay para todos los gustos, se exige al PP pida perdón por las injurias a los policías del caso Bono, pero nadie se para a pensar en que el Tribunal supremo declaró existe trato desigual hacia los miles de trabajadores y trabajadoras afectados por una cláusula inconstitucional en las normas de acceso a las listas de contratación de Correos y Telégrafos.

No puede dejar de decirse.

El Tribunal Supremo ha dictado sentencia declarando que la clausula de exclusión de las listas de contratación de aquellas ciudadanas y ciudadanos que reclamaron sus derechos ante la justicia y han tenido sentencia favorable, resulta un acto contrario al derecho de igualdad consagrado por el artículo 14 de la Constitución.

¡Hablamos de una empresa estatal!

Correos y Telégrafos suscribió, aplicó reiteradamente tal clausula de exclusión inconstitucional y sigue sin aplicar la Sentencia del Supremo. Algunos ciudadanos y ciudadanas han estado y están reclamando su derecho desde hace años, con la consiguiente pérdida profesional y económica así como, el desprecio moral y menoscabo de su dignidad.

La empresa estatal y los titulares de la misma, deberán pedir perdón públicamente a las afectadas y afectados, indemnizarles por vía laboral y civil por los daños y perjuicios causados (algunos dependían de tales listas para dar de comer a sus hijos y se han quedado fuera desde hace años) y reponerles en las bolsas de contratación, en las mismas condiciones en que estaban en el momento de ser excluidas; al mismo tiempo deberán de estudiar si no tendrían que ser fijas en la empresa, dado que el nuevo sistema de acceso es precisamente a través de las referidas bolsas de contratación.

Respeto por la dignidad de los policías que actuaron conforme a la Ley según una sentencia del Tribunal Supremo, restablecimiento e indemnización por los daños sufridos. Asimismo, sin dilación, respeto y restablecimiento inmediato de los derechos de las trabajadoras y trabajadores de Correos tratados de manera desigual según una sentencia del mismo Alto Tribunal.

Baldo

No hay comentarios: